Translate

Monday, September 10, 2012

¿A quien representa el congreso de Chile?



Cada vez que se hace pública una encuestas de opinión en Chile, el foco de atención se centra en los cambios en el nivel de aprobación del presidente, ministros y presidenciables, cada uno afectado por las circunstancias de las últimas semanas, su visibilidad en los medios y otros factores. Resulta muy interesante y de gran relevancia ver como el manejo de los medios ha afectado mes a mes la opinión pública sobre cada personajes político en particular. Interesante, pero a mi juicio no lo más sorprendente si lo comparamos con la tendencia a largo plazo de la opinión pública sobre el funcionamiento de nuestro sistema politico. En las dos últimas páginas de la encuesta Adimark de Agosto 2012 uno puede ver la tendencia más fuerte e inequívoca de todas, el deterioro de la percepción de la labor del congreso. Las preguntas son:

  • “Independiente de su posición política, ¿Usted aprueba o desaprueba cómo la Cámara de Diputados están desarrollando su labor?”
  • “Independiente de su posición política, ¿Usted aprueba o desaprueba cómo el Senado está desarrollando su labor?”


Desde el año 2010 ambas preguntas tienen la misma tendencia (con una correlación 0.989) así es que resulta sensato analizar la desaprobación del congreso como un todo, promediando los resultados de las preguntas sobre el Senado y la Cámara de Diputados. Como se puede ver claramente en el gráfico, por sobre las variaciones mensuales debido a la contingencia político-mediática, en promedio la desaprobación ha aumentado sistemáticamente con una taza de mas de un punto por mes. Cuando a mediados de 2010 sólo un 40% de la población desaprobaba la acción del congreso a mediados de 2012 más del 70% desaprueba.  La desaprobación hoy es de 77% y si la tendencia sigue inalterada, el año 2013 terminará con un congreso rechazado por más de un 90% de los ciudadanos que supuestamente representa.
Cabe preguntarse: ¿Cuál es la legitimidad de una ley promulgada por un ente con un rechazo prácticamente universal?


El gráfico muestra un crecimiento lineal de la desaprobación creciendo de un 40% a mediados de 2010 a un 75% a mediados de 2012
El nivel de desaprobación del congreso crece de manera lineal 1.2 puntos porcentuales por mes. En la actualidad supera el 77% y si esta tendencia no cambia, en un año mas la desaprobación sera prácticamente universal.



Saturday, September 08, 2012

Creacionismo en la U. de Chile

En carta al director en El Mercurio del día sábado, Manfred Svensson del Instituto de Filosofía de la Universidad de los Andes responde [2] a la crítica de Marta Alfonso y Claudio Gómez [1] con respecto a difundir las ideas de “Diseño Inteligente” (DI) en el contexto de una universidad laica, particularmente en la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile [3]. Svensson se pregunta si el estudiante de una disciplina científica en Chile está preparado para discernir el carácter mágico de la hipótesis del DI, y sobre el valor de entender los límites de diversas disciplinas. Luego concluye que es innecesario llamar a “tomar medidas contra los que cruzan los límites de sus respectivos departamentos académicos” en referencia a aquellos que promueven DI en las aulas de ciencias.

La preocupación original de los Doctores Alfonso y Gómez es bien fundada. DI surge en EEUU como un intento de introducir ilegalmente el creacionismo en las escuelas públicas disfrazado de teoría científica alternativa a la Teoría de Evolución por Selección Natural (TESN) de Darwin y Wallace. TESN es tan robusta o controversial como lo es la teoría de la gravedad, y ha resistido más de 150 años de escrutinio, emergiendo fortalecida con cada nueva unidad de evidencia, primero en base a fósiles y taxonomía y luego reafirmada con la teoría genética tras el descubrimiento del ADN. Por el contrario, DI no se basa en evidencia sino en atribuir carácter divino a los pocos rincones donde la ciencia aún no ha completado el rompecabezas del conocimiento. La hipótesis de DI fue refutada científicamente en un juicio federal en los EEUU por el distrito educacional de Dover, en donde la corte decidió que DI es una forma de religión y no es ciencia, y en consecuencia es ilegal su enseñanza en escuelas públicas. En la actualidad DI es sostenido solamente por quienes adaptan la evidencia científica a nociones preconcebidas y sesgadas.

Una diferencia fundamental entre DI y la teoría de la evolución, es que como cualquier buena teoría científica, la segunda es capaz de generar nuevas ideas sustentables empíricamente. TESN (con el uso de la genómica moderna) es una fuente constante de hipótesis demostrables experimentalmente y con consecuencias prácticas, como por ejemplo para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Dos ejemplos emblemáticos de descubrimientos basado en predicciones evolutivas son:
Primero, teoría evolutiva predice que la transición de la vida aquatica a la terrestre implicaría un nuevo set de adaptaciones que no existían en peces. Si la relación de descendencia entre peces y animales terrestres fuese cierta, sería esperable encontrar evidencia de un organismo que haya vivido en en una época determinada y con características adaptativas para vivir en ambos ambientes. Esta predicción ha sido comprobada por el descubrimiento de la cabeza y el esqueleto interno de Tiktaalik roseae, el 16 de octubre de 2008 y reportado en la revista Nature.

Un segundo ejemplo, más cercano a la evolución humana, es la fusión del segundo cromosoma humano. La evidencia genética demuestra que el segundo cromosoma humano contiene secuencias idénticas a dos cromosomas encontrados en chimpancés, gorilas y orangutanes, además de vestigios genéticos de haberse fusionado a lo largo de toda su estructura.

Hasta el momento la teoría de DI no ha postulado ninguna predicción comprobable, que ciertamente la transformaría en una rama legítima de investigación. Uno de los argumentos de DI es que la evidencia que actualmente respalda la TESN es incompleta. Donde hoy no existe una explicación completa, los proponentes de DI ven una “complejidad irreducible” a la que se le asigna un “diseñador”. La analogía que usan es la del mecanismo del reloj, donde cada una de sus piezas ha sido diseñada para trabajar coordinadamente. Este argumento asume que un ensamblaje al azar, que genere un reloj funcional, es inverosímil. Este argumento falla. Por cada ejemplo de complejidad argumentado por los creacionistas, existen ejemplos en que los mismos componentes tienen funciones más simples en otro contexto, lo que explica el surgimiento gradual de cada pieza. El ejemplo más ilustrativo es el del flagelo bacteriano, existe evidencia de que cada componente de esta estructura compleja también forma parte de otras estructuras más simples, como la aguja de transferencia genética [4].

Para responder la pregunta planteada por Svensson, de la misma manera que el espectador en una función de magia no está preparado para descubrir el fundamento de una ilusión, en el contexto de un seminario en una facultad de ciencias, el estudiante de ciencias no está necesariamente preparado para discernir un montaje bien orquestado en un área que le es ajena.

Concordamos definitivamente con Alfonso y Gómez en qué se deben tomar medidas para que los diferentes puntos de vista encuentren una tribuna digna de sus méritos en vez de ser dignas de un espectáculo ilusionista o una campaña de marketing. En este caso en particular, DI no tiene los méritos necesarios para ser difundida por una facultad de Ciencias. Instituciones que aspiran a los más altos estándares intelectuales, como la Universidad de Chile, deben cuidarse de no aparecer respaldando charlatanería ni superstición y deben velar porque sus estudiantes adquieran no sólo una mecánica profesional sino también las herramientas de pensamiento crítico que permiten distinguir el mérito de una buena explicación y la perversidad de un engaño bien diseñado. El riesgo de cruzar los límites de los respectivos departamentos académicos es que todos somos vulnerables a una ilusión, y conscientes de nuestras limitaciones deberíamos protegernos y evitar que se nos venda literatura por ciencia, así como quien dice, gato por liebre.

Algunos pueden argumentar que las teorías científicas se defienden por sí solas, que hay que escuchar al ignorante opinar de aquello que ignora. La difusión de la ciencia es un tema claramente pobre en nuestro país, y este evento es una innecesaria instancia de confusión entre una disciplina moderna, de activa expansión y continua fuente de nuevos hallazgos, y una teoría que no ha hecho ningún descubrimiento ni proposición que nos permita avanzar. El mundo natural nos ofrece innumerables paradojas y desafíos en los que un debate público sería enriquecedor, (ej. teoría de cuerdas, neurociencia y conciencia, calentamiento global, etc), este tipo de intercambio sólo puede favorecer al DI bajo la premisa de que toda publicidad, es buena publicidad y por el contrario sólo puede dañar la imagen de la más antigua y prestigiosa casa de estudios de nuestro país.


Dr. Rodolfo I Hermans
Investigador
London Centre for Nanotechnology
University College London

Dr. Daniel Basilio
Investigador
Weill Cornell Medical College
Cornell University, USA

Profesor Roberto Araya, PhD.
Assistant Professor
Department of Physiology
Faculty of Medicine
University of Montreal


[1] http://blogs.elmercurio.com/columnasycartas/2012/09/07/creacionismo-en-la-u-de-chile.asp
[2] http://blogs.elmercurio.com/columnasycartas/2012/09/08/creacionismo-en-la-u-de-chile-1.asp
[3] http://www.uchile.cl/agenda/84063/el-origen-de-las-especies-en-la-tierra-evolucion-o-dis-inteligente
[4] http://www.nature.com/nrmicro/journal/v4/n10/full/nrmicro1493.html